Sobre el Laboratorio

GRA-16nn-GUA-MCH-001. DESCRIPCIÓN

El «Laboratorio de Mundos Coloniales y Modernos» forma parte del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Es la continuación directa del Laboratorio de Historia Colonial –creado el año 2005– más la conjunción de los lineamientos temáticos que se estaban desarrollando en el «Seminario de Historia, Sociedad y Cultura en la Edad Moderna» (2016). El Laboratorio fue dirigido entre los años 2005 y 2014 por Jaime Valenzuela, mientras que entre el 2014 y 2015 por Verónica Undurraga. Se percibe como un espacio académico abierto que busca avanzar y discutir en el conocimiento de los recorridos históricos iberoamericanos y europeos a partir de las perspectivas renovadas de nuestra disciplina. Entendemos, entonces, el Laboratorio como un espacio de construcción y discusión historiográfica de los mundos coloniales y modernos. Tanto Chile, América como Europa –hasta el día de hoy– se encuentran en tensión, negociaciones, acomodaciones y traducciones de imaginarios y proyectos. Y, precisamente, esas relaciones de fuerza modelaron y modelan las convergencias y divergencias del transitar histórico de esas tres geografías. El Laboratorio se constituye como un espacio en donde se seguirán discutiendo las temáticas de los espacios iberoamericanos entre los siglos XVI y XIX (entendiendo el siglo XIX desde la perspectiva del sigo XVIII «largo») pero teniendo a contraluz otros espacios coloniales y los movimientos de la historia europea. Entendemos la Historia Colonial chilena y americana más allá de las fronteras de este continente, así como también la Historia Moderna más allá de los límites europeos. Respetando, ciertamente, las agendas y las agencias de los diversos sujetos de estudios de sus miembros.

2. OBJETIVOS

El objetivo principal del «Laboratorio de Mundos Coloniales y Modernos» es discutir, exponer y «experimentar» ante una comunidad académica avances y propuestas de investigación, hipótesis en elaboración, discusiones bibliográficas-conceptuales y conclusiones provisorias de proyectos en curso de sus integrantes, así como de otros investigadperuores invitados. Pretendemos discutir y delinear colectivamente lineamientos de investigación en curso desde diversas perspectivas y claves hermenéuticas. Esperamos, asimismo, generar un diálogo con aproximaciones conceptuales, metodológicas y epistemológicas provenientes de las humanidades y ciencias sociales. El Laboratorio, entonces, es un espacio de alcances epistemológicos y metodológicos amplios inserto en las actuales discusiones historiográficas y nutrido de las aportaciones de sus miembros, como también de otras disciplinas. Se plantea abierto a la participación de investigadores y estudiantes provenientes de otros campos del saber afines a la disciplina histórica.

3. ALCANCES

Siguiendo los lineamientos de los «giros descentralizados» de la Historia Moderna europea pensamos que esta debe ser «provincializada» (Chakrabarty, 2000) y, al mismo tiempo, «descentralizada» (Davis, 2011) a través de las relaciones entrelazadas y cruzada303cuaus entre Iberoamérica, Chile y Europa, así como de otras geografías (África, por ejemplo, a través de la experiencia colonial portuguesa). Las transferencias culturales entre los diversos espacios desafían la hegemonía del centro y, por cierto, la modernidad europea. Y es ahí, por ejemplo, en donde las historias coloniales chilenas e iberoamericana juegan un papel fundamental para entender el impacto de los encuentros multidireccionales de los fenómenos, las prácticas y los múltiples mediadores que actuaron en los siglos analizados. Discutimos también las diversas escalas deRinoceronteDurero la historia, ponderando lo global a través de lo local, estudiando lo local por medio de lo regional, analizando los casos y las generalizaciones, las producciones de localidad y las estructuras coloniales. Esto nos ayuda entender las dinámicas de negociación, las acomodaciones, las traducciones, las sincronías y las diacronías de los fenómenos chilenos, iberoamericanos y europeos por parte de «traducciones» que componen «préstamos creadores» o «apropiaciones íntegras» (Said, 1982), así como también «ejercicios de localización» (Clifford, 1989) y procesos de «dislocación» (Schwartz, 2014). Queremos estudiar, por lo tanto, los recorridos europeos desde miradas americanas, así como también la historia chilena desde recorridos americanos y europeos. Incluiremos y discutiremos nuevos espacios, nuevas categorías y nuevos sujetos de estudios que convergen y divergen en la compleja «simultaneidad espacial» del Antiguo Régimen (Županov, 2007).